lingua

  • Italiano
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Español
  • Русский

titolo

El sur

En la parte sur de las Tierras de Asti el cultivo de la vid cobra la máxima importancia y caracteriza el paisaje. Muchas son las posibles sugestiones de esta zona de Monferrato al sur del río Tanaro. En primer lugar, la enológica: numerosos son los museos dedicados al vino y a su producción hoy en día y en el pasado (Costigliole, Mombercelli, Nizza Monferrato son sólo algunas de las sedes), excepcionales son las bodegas históricas de Canelli, capital del Moscato y del Asti Spumante, verdaderas catedrales subterráneas. Y ante todo los viñedos hasta donde alcanza la vista, que en otoño se pintan de miles de matices diferentes. Para quien ama la naturaleza hay muchas ocasiones para hacer una excursión en los parques y reservas naturales de esta zona, en el Valle Sarmassa, en los bosques de Rocchetta Tanaro, en la ribera del Bormida en Sessame para observar las garzas reales que han vuelto a poblar las orillas de nuestros ríos. Para quien ama la historia no faltan las ocasiones: desde el castillo de Costigliole hasta el de San Martino Alfieri, desde Calamandrana hasta Calosso, mansiones llenas de recuerdos que van de la Edad Media al Resurgimiento. La zona del sureste es toda para descubrir, alrededor de Mombaruzzo, célebre por los pastelillos “amaretti”, pero también rica de palacios nobiliarios, edificios de gran valor artístico y un mar de viñedos. Y para concluir la punta extrema de la Provincia, donde los viñedos terminan y las colinas se elevan, el paisaje se vuelve más áspero y aún más sugestivo: la Langa Astigiana con sus medievales torres vigías, erigidas contra las invasiones sarracenas en Cassinasco, San Giorgio Scarampi, Olmo Gentile, la “doble” iglesia de Cessole, sugestivos restos de castillos, y Roccaverano, el pueblo más alto de la Provincia, a casi 800 metros de altitud, con su parroquial atribuida a Bramante y el panorama impresionante.