lingua

  • Italiano
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Español
  • Русский

titolo

El norte

La parte septentrional de las Tierras de Asti ofrece la posibilidad de elegir diferentes itinerarios. Dirigiéndose hacia Chivasso, antiguo camino romano, se puede volver a recorrer el trazado de la “Vía Francígena”, que los peregrinos procedentes de Roma recorrían durante la Edad Media: para hacerlo, es suficiente con seguir las indicaciones para las numerosas iglesias románicas que son testimonios de estos pasos. Cortazzone, Montechiaro, Montiglio, Cerreto, Montafia son sólo unos de los pueblos que acogen, generalmente cerca del poblado, en cumbres inmersas en el verde o en pequeños cementerios, estas pequeñas parroquias casi todas restauradas y visitables. Digno principio o final de este itinerario es la visita a la abadía de Vezzolano, el monumento románico más insigne de Piamonte. Otra antigua ruta que se puede seguir (que se entrelaza con la primera) es la del Valle Versa, con sus castillos: Castell’Alfero, Montiglio, Frinco, Rinco, y después subiendo a Passerano hasta llegar a Cocconato, mirador en las colinas de Monferrato, con su magnífico casco antiguo. Quien elija un itinerario más religioso, podrá dirigirse hacia la “tierras de los Santos”: Castelnuovo Don Bosco y sus alrededores fueron la cuna de San Juan Bosco, de Santo Domingo Savio, del beato Cafasso, del Cardenal Massaia. Hacia el este las dulces colinas del corazón de lo que fue el gran Marquesado de Monferrato: el recorrido que desde Portacomaro llega a Moncalvo, la ciudad más pequeña de Italia, ofrece testimonios históricos espléndidos como el castillo de Montemagno, arte románico, obras manieristas del pintor Guglielmo Caccia en las iglesias parroquiales y, desde el punto de vista paisajístico y enológico, también el viñedo más extenso de Italia. Una última sugerencia, los museos etnográficos: desde Cisterna (por ahí cerca, es imperdible San Damiano con su casco antiguo) pasando por los sitios del Ecomuseo, hasta llegar a los museos del Yeso de Montafia y Moncucco, son muchas las ocasiones para descubrir algo más sobre la cultura campesina del Bajo Monferrato.